Una propuesta más

Proyecto

Created by

01.12.2012

Una propuesta más… o no.

Me encantaría cambiar el mundo y hacerlo un lugar mejor para vivir, sin embargo debo empezar por cambiarme a mí. Ya no me vale la pataleta, la discusión, la manifestación o el votar a otros distintos (que siempre son los mismos) si yo mismo no cambio lo más profundo de mi percepción de lo que es vivir (no sobrevivir). Y de ahí mi idea. Puede, como ya me han dicho, que sea un romántico, un iluso, un utópico y todo eso que te sueltan los demás cuando creen, o prefieren creer, que estás equivocado. Pero voy a intentarlo. Para ello necesito de tu ayuda, ya sea física, intelectual, de apoyo moral o de crítica constructiva.
La idea es muy simple. Se trata de fundar un, en principio, pequeño colectivo asentado en el campo o costa y que sea autosuficiente. Esto es, producir el alimento que se consume, generar la energía (limpia) que se necesite, ser respetuoso con el medio ambiente y, sobre todo, ser capaces de coexistir en un ambiente de cooperación mutua, donde todos seamos tratados como iguales aunque no lo seamos; donde no haya lideres, donde las decisiones se tomen para beneficio de todos y no de una elite. Donde el objetivo no es competir ni enriquecerse, sino, vivir, y si somos copiados mejor aún. Son principios sobre los que se basan, en general, las cooperativas, o las ecoaldeas, pero yendo más allá en el punto de que el fin no es crear (con todos mis respetos) una comuna jipi que solo se preocupe de cultivar su huerto, coger los huevos que pongan las gallinas y tocar la flauta mientras se baila bajo la luna llena. Todo ello muy respetable si es eso lo que quieres, pero que no deja de ser otra forma de auto ostracismo, de vivir de espaldas al resto del mundo. De no aportar nada para que el mundo mejore. A mí me asusta volver a la edad media. No es factible vivir de superchería y creer que somos seres mágicos o entes de luz que deben abrazar a los árboles y vivir en armonía ¿Qué armonía? Vivimos en una bella Venecia que se unde en medio del espacio, demasiado lejos de la civilización que nos pueda socorrer cuando no tengamos aire para respirar ni agua para beber. Una isla de la que todos somos responsables, no unos pocos que manejan las materias primas que producen tu ropa, tus alimentos tu móvil y tus ideas y necesidades. No es factible abandonar la tecnología, quemar libros, televisores o portátiles porque el uso actual sea el de ser meras herramientas del engranaje del consumismo. Un lápiz, un sacacorchos o una ventana son también tecnología de la misma manera que lo es un pc. Se trata de que las maquinas cumplan la función para la que han sido creadas: hacernos la vida más fácil, no ser sus esclavos de sus modas, y para eso basta con que cambies tu forma de usar esta tecnología, no ponerles la etiqueta de que son obra del diablo. Hay que fomentar y trabajar por el progreso (el real), la cultura, el saber, la conciencia social y al tiempo poder elegir,
Personalmente, no quiero estar obligado a compartir una vivienda, por muy bien que me lleve con otros, quiero vivir con mi pareja y tener mi intimidad, ello no implica que me esfuerce al máximo con la comunidad para que esta salga adelante, crezca y cada vez sean más lo que vivan y dejen de sobrevivir. Quiero tener un medico cerca, escuelas, guarderías, gente que me enseñe cosas nuevas… No es crear una burbuja ajena a la realidad mayoritaria de este planeta; es creer y, con el ejemplo, demostrar que el ser humano no nace siendo imbécil, sino no que nos educan para serlo, y que es posible curar esa imbecilidad en mayor o menor medida.
No soy arquitecto, ni filósofo, ni especulador, ni banquero, no pretendo quedarme con tu dinero, no quiero “hacerte ver la luz y el verdadero camino”. No creo en las sociedades perfectas al 100 por 100… Pero si se que si no hago nada, que si no hacemos nada, las cosas no van a cambiar para mejorar sino para todo lo contrario. Y, lo que soy, es un desempleado que está harto de que esos que ahora me dicen que vivo de la caridad del estado por cobrar un mísero paro, y que son los mismos que han destruido, con su avaricia de dinero y poder, la manera en que me ganaba la vida, y que ahora pretenden, recortándome mis derechos básicos, que salga ahí afuera y la emprenda a dentelladas por los despojos que quedan, para que ellos sigan, siempre, beneficiándose y controlándome mejor. Quiero vivir, no sobrevivir.
Es posible que nunca llegue a ver la edad de Acuario esa de la que hablan algunos, que todavía me quede tener que sufrir una guerra a la antigua usanza. Seguramente todavía pasará mucho tiempo hasta que finalmente nos volvamos civilizados y abandonemos las cavernas. Pero al menos quiero intentarlo, y, seguramente con tu ayuda, lo comenzaríamos.
No hay premios económicos que te permitan comprarte una mansión en Beberly Hill, ni tampoco promesas de que al morir vivirás en un oasis en las nubes mientras lo que no han seguido el ejemplo se queman eternamente o están obligados a reencarnarse. Quitate de delante la dichos zanahoria de que si trabajas mucho y te sacrificas (por ellos) llegarás a ser parte de su élite. Estamos en el siglo XXI, ya va siendo hora de que tomes conciencia de ello y razones utilizando el conocimiento y la experiencia de miles de años de cometer el mismo error. Tu mayor tesoro y única pertenencia real es tu vida, no tu plan de jubilación, tu coche ultimo modelo con tecnología cuchipandix, o tu pasaporte al Valhalla de otros.
Se que cuesta mucho abandonar esta dependencia, que yo también sufro, hacia la realidad de la mayoría, que es mucho el trabajo y un gran desafío. Solo tú, y cuando estés preparado, puedes saber si es posible que lo consigas... Parto de la base de que todos sabemos lo que queremos, que nadie está obligado a nada, que se puede abandonar el proyecto cuando se desee (faltaría más), pero medítalo, razónalo, mira los pro y los contras y no te dejes llevar por la desesperación y/o las prisas. Si tienes familia y responsabilidades piénsalo el doble: no te embarques para cuando te salga una oportunidad mejor, dejes al resto colgado y cojo. Soy muy desconfiado, y sin embargo apuesto por ti que no te conozco de nada, por tanto, has lo propio.

Lo básico para empezar sería lo siguiente. Se trata de una especie de programa en código abierto para que, si lo estimas oportuno, que lo es, lo enriquezcas y mejores.

a) Buscar el asentamiento adecuado donde exista agua o conseguirla no sea un problema.
b) Asesoramiento en la forma de conseguir este lugar (compra, alquiler, sesión desinteresada, etc.) de manera que se minimice al máximo la dependencia y la inversión y se maximice el pleno control.
c) Enclave lo suficientemente lejos de ciudades y pueblos para que no haya un estorbo mutuo y lo suficientemente cerca para mantener una relación de relativa dependencia al principio (medico, suministros, etc.)
d) Elección del aprovechamiento de la tierra (parmacultura, hidroponía, qué cultivar…)
e) Donde puedan aprovecharse las energías solares, eólicas, geotérmicas, undimotriz, etc., en principio para abastecer la comunidad y/o si fuese posible, generarla para su explotación o, si se prefiere, regalarla.
f) Estudiar arquitectónicamente los tipos de vivienda más prácticos, auto sostenibles, de menos impacto ambiental, pero también cómodos y económicos.
g) Estudio de la forma de asociación (estatutos, beneficios fiscales), transparente.
h) Presupuestar (gastos y producción)
i) Ayudas exteriores que no conlleven hipoteca económica ni intervención más allá de la necesaria que provenga, por ejemplo, de un ayuntamiento o autonomía.
j) Voluntarios que aporten conocimientos técnicos (renovables, agrarios, ganaderos, arquitectónicos, ecológicos, etc.), con el proyecto en marcha.
k) Estudio concreto de que tipo de bien o bienes que puedan ser más factibles a la hora de interactuar con las economías vecinales…
l) Todo lo que no he puesto o se me ha pasado por alto.

Tú turno.