Lakabe

Proyecto

Location

Geolocation

34 años de presencia

Diseñar una mini sociedad en la cabeza es relativamente facil y muy alagador para el ego, se logra « ajustar todas las piezas » pero las personas no somos piezas de un rompecabezas y en cuando nos ponemos en movimiento todo el montaje se viene abajo. En lakabe hemos vivido este proceso repetidamente y aun asi hemos continuado avanzando a veces a ciegas hacia un espacio desde el que recrear el cotidiano pero dentro unas coordenadas diferentes que posibilitan la libertad del individuo sin destrozar el grupo y el proyecto que nos unio en su momento y que seguimos deseando nos una tambien ahora.

El enunciado es bien simple. Construir un pueblo alternativo.
CONSTRUIR porque vivimos en medio de ruinas y escombro, porque los sueños hay que plasmarlos aquí y ahora con estas manos y estas mentes, dando lo mejor aun sabiendo que en dos años habremos cambiado y necesitaremos una nueva precisión material de nuestros sueños.
Porque construyendo conozco a quien tengo enfrente y a mi lado codo a codo levantando no solo muros de piedra sino una forma de compartir que me haga desear estar en compañía de los otros en vez de pensar en guerras y adquisición de territorios desde los que combatir y destruir, construir es hacer en positivo, es crear dinámicas positivas, es, aprender a funcionar instintivamente en positivo.
UN de uno en uno las cosas se hacen mejor aunque en nuestra fantasía si estaba la posibilidad de ocupar y reconstruir mas pueblos en nuestra practica aquí estamos aun y no hemos terminado....y no se si esto se acaba alguna vez...parece que no.
PUEBLO porque nuestra opción era rural y sigue siendo rural, porque necesitábamos el silencio para comprender lo que estamos viviendo, porque necesitábamos esa luz y ese aire puro sin los cuales hubiera sido imposible llegar a buen puerto, porque de la naturaleza hemos aprendido todo aquello que nos sirve de alimento, que nos nutre y nos hace crecer por dentro tanto como por fuera, porque nos da libertad de la buena porque nuestros hijas se han criado en un espacio privilegiado llamado PUEBLO.
ALTERNATIVO porque cuando no se sabe que hacer con lo que no te gusta quieres dar una alternativa aunque no sepas nada de lo que sí quieres hacer. Es decir se dice alternativa cuando no se tiene mas que intuiciones y sensaciones imposibles de poner aun en palabras... definir esa palabra, alternativo, ha sido y es labor de años, de muchas personas, de muchas realidades puestas en cuestión, de muchos bolsillos dados la vuelta, de poner cabeza abajo todos los supuestos para encontrar verdades con las que llenar el alma. Hay muchos vacíos vividos a pulso....hemos aprendido a vivir el dolor, luego a llorarlo y ahora a dejarlo marchar.
Alternativo porque este planeta se muere y no nos sentimos capaces de obviar esta grave situación que como humanidad estamos viviendo. Porque es nuestra manera de aportar nuevos conceptos a viejas situaciones.

De todas maneras después de unos años nos dimos cuenta de que lo importante es crear desde lo único y original que hay dentro de cada persona de este planeta, y no por oposición a algo que no nos gusta o desagrada o consideramos malo, delictivo, injusto ...etc...construimos desde planos nuevos y libres, lejos de convencionalismos sociales y mezclamos ideas y espacios de formas antes inimaginables. Aceptamos nuestras propias contradicciones como un defecto inherente al proceso... y el proceso es lo que vivimos como si fuera único!!.

Lakabe es un proyecto vital que se ha forjado a sí mismo. Ha hecho un largo camino para llegar a este punto en el que ha logrado consolidar una estructura comunitaria, con una base material segura desde la propia comunidad, que no ha necesitado enviar a nadie a trabajar fuera, que es autosuficiente en diversas áreas y económicamente siempre ha ido a la alza. No tenemos deudas importantes, generamos una actividad anual enorme, en 25 años hemos realizado un paso de gigantes en cuanto a comprensión de los procesos grupales, en los temas de genero, en los temas educativos y en los culturales. Estoy segura que estadísticamente hablando somos el pueblo con mayor alcance en estos puntos. Nos encontramos en una época bonita con mucho horizonte y muchas puertas abiertas por delante. Seguimos teniendo proyectos de envergadura, terminar Xuskal, asentar el centro de encuentro en esa casa. Sacar el ganado fuera y hacer una construcción que pueda albergar las cuadras, la quesería, la sala de despiece y secado de carne. Hacer una repoblación masiva en los lindes de las carreteras nuevas que nos están abriendo. Repoblar con árbol autóctono las calvas de “el paco”. Hacer una nueva sala de ensayo para nuestros dos grupos musicales. Cambiar de molino a uno mayor. Poner baños en las casas, hacer una red de saneamiento. Construir alguna casa pequeña.
Y en lo sutil, en esa parte de la vida de la que es tan difícil hablar por la ausencia de vocabulario...esa parte que se construye sin ver, casi al tacto, también tenemos energía puesta, seguir forjado lazos comunitarios, seguir dotándonos de estructuras que nos ayuden a compartir, que nos den claves para fortalecer al genero humano en su determinación de cuidar el planeta, la vida, las personas que en el vivimos. Esa es también una labor sutil que esta comunidad lleva adelante desde lo innombrable.
Hay momentos de una belleza inmensa, de una claridad impresionante, destellos de lucidez a través de los cuales la vida te ofrece sus coordenadas para colaborar con ella en la construcción de un mundo nuevo, justo, equitativo, generoso y fecundo. Vivir esos momentos es impresionante pero implicarse en su materialización es apasionante y revolucionario. Te transforma, te arrebata, te llena de energía y plenitud. La vida te colma y te coloca en sitios como Lakabe.

Mabel.