Conferencia del GEN Europa

Comunidad de Schweibenalp, Suiza. 2013

GEN Europe Conference.
Schweibenalp, Suiza. Julio 2013.

Son muchas y muy variadas las emociones con las que uno regresa a casa tras la Conferencia del GEN Europe ( la Red Europea de Ecoaldeas) que este año se ha desarrollado del 7 al 13 de Julio en Suiza.

Esperanza, inspiración, alegría, motivación, agradecimiento, cansancio pero sobre todo pasión, mucha pasión por una red que ha sido capaz de reunir a unas 350 personas venidas de todas las direcciones del espacio representado 51 países. Una de las causas de tan abrumadora diversidad ha de ser sin lugar a dudas el paciente y perseverante trabajo realizado por la comunidad anfitriona del evento, Schweibenalp, un espectacular centro de orientación espiritual que lleva más de 30 años trabajando por la Unidad de las tradiciones y de los pueblos. En su templo se encuentran altares para cada una de las tradiciones vivas. Desde aquí mi admiración por el liderazgo compasivo exhibido por Sundar, su fundador.

De Bangla Desh hasta Canadá, de Australia hasta Rusia, de Portugal hasta Tailandia, Colombia, Sri Lanka, Sudáfrica… Nunca antes hubo un encuentro tan internacional, tan colorido y representativo, lo que expresa el creciente interés que hay por el movimiento ecoaldeano y comunitario en todas las partes del Globo. Todas aquellas personas que participamos de una manera u otra en este movimiento deberíamos felicitarnos por tal éxito en nuestros esfuerzos de divulgar las bondades de lo plural –como dirían en Lakabe…

El nacimiento de GEN África o de la nueva bioregión latinoamericana, CASA, pone de manifiesto que el camino es largo pero apasionante; el comienzo de unas relaciones de intercambio directas entre países y continentes del Sur va a enriquecer e inspirar sin duda nuestra propia visión euro céntrica de las ecoaldeas con la aportación de otras y diferentes perspectivas; también el ejemplo del trabajo del Ministerio para las Comunidades Sustentables en Senegal, o el acercamiento de las instituciones a ese mismo modelo en Tailandia y Colombia reflejan otro aspecto que puede ser universalizado. Más importante puede ser también el resultado del flujo de conocimiento silencioso que está entrando a través de sabidurías que aquí fueron olvidadas. Porque de eso se trata también. Del intercambio.

Y es que n Occidente hemos sabido desarrollar tecnologías apropiadas para nuestro modelo ecoaldeano y también herramientas sociales excelentes como la facilitación, las dinámicas asamblearias, métodos de gestión de conflictos, etc. Pero en cuanto a la conexión con la tierra lo llevamos pez. Cuidamos la tierra pero no hablamos con ella. Me gustó una frase escuchada durante la conferencia que decía que no se trata de proteger la naturaleza, sino de evolucionar con ella. La idea antropocéntrica de tutorizar el futuro del globo sigue siendo bastante fascistoide; mejor aprendamos a conectar con lo que demanda el momento. Y ahí es donde son necesarios los ritos y las ceremonias. Y ahí es también donde aparecen las tradiciones de otras latitudes que vienen a enriquecer nuestras experiencias con nuevas dimensiones, especialmente en la esfera de la celebración.

Paralelamente a las actividades propias de la conferencia (talleres, trabajo en grupos, conferencias, foros…) mas de 50 jóvenes venidos también de todos los confines intentaban por tercera vez definir qué es el NEXT Gen (jóvenes en transición hacia una vida comunitaria o ecoaldeana) y cuál va a ser su papel dentro del movimiento. Felizmente sus interminables asambleas acabaron en rotundo éxito al poder finalmente consensuar una mínima estructura y elegir los representantes de cada una de las bioregiones del GEN mundial. Como guinda ese mismo grupo, la iniciativa Next GEN se llevó el Premio a la Excelencia que cada año votan los asistentes al finalizar la conferencia. Los 3000 euros del premio otorgado por la Gaia Education fueron acogidos con gritos y hurras por todas las personas allí reunidas, siendo ése uno de los momentos más emotivos del encuentro.

En fin, una experiencia singular que acabó en armoniosa comunión, como suele suceder cuando combinas en un espacio reducido y durante demasiados días, a trescientas personas con muchas ganas de ayudar y compartir y abrazarse. Puntos negros fueron una vez más los precios y la exclusividad del inglés como lengua franca. Pero el año que viene la Conferencia se desarrollará en la comunidad ZEGG, en Alemania; allí será cuando por fin –me han asegurado – se abra la posibilidad de tener grupos de traducción durante los eventos, por lo menos en tres idiomas, una de las cuales habrá de ser sin duda el hispano. Y precios reducidos! Os aconsejaría que guardarais la segunda semana de Julio del año que viene para aprovechar tales circunstancias y os acercarais a experimentar y compartir un evento transcultural diferente y altamente inspirador y energetizante.

Autor

alf
22.07.2013